domingo, noviembre 19, 2006

Uruguay, su gente y más...

El 28 de octubre, nos subimos a un avión de Aerolineas Pluna, & y yo, con destino Punta del Este y Montevideo, Uruguay. Hacía falta descansar, y como Brasil estaba copado, volver después de 16 años al "País Natural" se perfiló como una buena alternativa.

Apenas llegamos al pequeño Aeropuerto de Montevideo, partimos a Punta del Este. Había escuchado comentarios de que ya no era lo de antes, no obstante llegamos a un verdadero paraíso. Todo bonito, aunque con muy poca gente (temporada baja), una ciudad de 16 mil habitantes, que en verano llega a los 500 mil, realmente ordenada, bien cuidada, cálida y hermosa. Diría más bien paradisíaca. Muchas playas, sin las aguas del Caribe pero muy limpias. Bonitas calles, cero delincuencia, todas las casas sin rejas, y un hotel 3 estrellas con pretensiones de 4, con una acogedora pieza con terraza y una buena piscina temperada.

El sábado aprovechamos de salir a una discoteca. Llegamos temprano, cerca de la medianoche. No había más de 10 ó 15 personas, pero nos advirtieron que a las 3 AM estaría repleto. No creí mucho, hasta que justo pasadas las 3 AM y después de un par de Fernets con Coca Cola, casi no me podía mover dentro del caluroso lugar. Bailamos apretadísimos mientras afuera se desataba una tormenta eléctrica, mucha agua y relámpagos.

Contar en detalle todo lo que vivimos en Punta del Este sería llenar varias hojas de blog y no es la idea. No nos acompañó el clima pero no nos importó. Luego, lo que más de alguno sabe: Volvíamos del Casino del tremendo y lujoso Hotel Conrad, habiendo ganado algunas luquitas. Habíamos arrendado una moto para poder desplazarnos de un lado a otro. Iba a unos 40 Km/h de vuelta al hotel, cuando producto del viento se me corrió hacia atrás el casco. En un intento por volverlo a su lugar, perdí el control de la moto y... tremendo accidente. Salimos volando & y yo, y nos estrellamos contra el pavimento.

Ya en el hotel, & llamó a un servicio de urgencia y llegaron 3 médicos y nos curaron las heridas. Yo tenía mucho dolor en mi brazo izquierdo. Me inyectaron Diclofenaco, y de ahí en adelante fue todo puro quejido (de vuelta en Chile sabría que mi hombro estaba fracturado y que tendría que soportar al menos un mes de inmovilidad en el brazo izquierdo..). & quedó con "daños menores".

En realidad, a pesar de las heridas y quejidos, no nos importó demasiado el tema, y nos fuimos a Montevideo para los últimos dos días. Una ciudad bonita, nada de otro mundo... excepto: SU GENTE.

El uruguayo (a), es simplemente genial. Son simpáticos, extremadamente amables, cariñosos y gentiles con el extranjero. Toman muchísimo mate, lo cual me causó mucha curiosidad. Andan por las calles con sus termos bajo el brazo y el mate en la mano. Con & nos sorprendimos de la amabilidad y simpatía del pueblo uruguayo. Tanto en Punta del Este como en Montevideo nos trataron como reyes. Pude hacer la diferencia con el chileno (mejor dicho con el santiaguino) promedio, y estamos a años luz de ellos. Ojalá le hiciéramos gala a la canción "Si vas para Chile", cuando dice:

"Campesinos y gentes del pueblo
te saldrán al encuentro, viajero,
y verás cómo quieren en Chile
al amigo cuando es forastero"

...qué falsedad más grande. Esa canción se debería llamar "Si vas para Uruguay".

Y bueno... "Uruguay, País Natural", dice el eslogan. Creo que es cierto. Pero más cierto aún es que en Casapueblo, una hermosa casa construida por el gran poeta, pintor y escultor Carlos Páez Vilaró, pude contemplar la puesta de sol más bella que he presenciado en mi vida. Me costó contener la emoción.

Si van para Uruguay, no se pierdan pasar por Punta del Este y ser testigos de la magia de Carlos Páez Vilaró, el mate y su gente.

21 comentarios:

Anónimo dijo...

Chuqui.."the accidental tourist!!"
me alegra que hayas visto una puesta de sol digna de recordar.
Tienes mucha razon, hay un microcosmos que se llama (La.R.O. del U) donde esta lleno de termos ambulantes con agua caliente lista para una conversa... quizas es parte de la amabilidad que nace en las calles por el deseo de compartirlo todo...no lo se, solo se que cuando hay puesta de sol me llama... como el mate amargo...
mrx

Juan Andrés dijo...

Es cierto, Uruguay es la raja, la gente es muy piola, siempre con su matecito bajo la manga!
Y sobre el "si vas para Chile", no queda más que pensar que es un simple "wishful thinking" porque de cierto no tiene absolutamente NADA!
Saludos,

J.A.

sub-urbana dijo...

Estuvo entrete el relato, me recordo al tiempo en que vivi por lugares cercanos.... Argentina, ciudad de La Plata, en fin, que quieres que te diga, que daria por volver a vivir alla. La gente, los barrios, la cultura, educacion universitaria gratutita.... Libros, librerias! Vida nocturna de la sana... en fin que mas?
Ah! Oye y tanta pregunta?????? POr? ( Hoy escribire algo de mi vida en mi blog)
saludos

siempre el sur dijo...

No conozco Uruguay. Y me alegra leer este registro de sus lugares, y pese al accidente que hayas podido disfrutar( aunque me debes una conversación al respecto).En lo de Chile discrepo un poco quizás es porque mi experiencia de los extranjeros es diferente, al menos todos los que he conocido de turistas estos años se encantan con Chile, y con rasgos de su gente, ya sabes que eso del sentir patrio no es mi rollo(o sea no asociaría la buena onda a un caracter global de los habitantes de un territorio).Más creoquizás nosostros no lo percibimos porque jugamos de local.
Saludos Koala Chuqui

constanza (Jabon) dijo...

Hola querido, por fin te escribo un pequeñito relato. Me encantaria que lo que sucede allá en Uruguay pase acá, imagínate ir al centro a paseo ahumada e ir caminando tranquilamente con un matecito admirando la antigua belleza de esos lugares, pero no!, no se puede.. lo he intentado, pero siempre me topo con alguien que anda a codazo limpio, o alguien que trata de robarme o me mira con cara de depravado, o gente que tropieza con uno porque anda como si tuviera una emergencia urinaria. jajaja, bueno, en fin, un saludo y un abraso. espero poder comentar mas acerca de tu vida, que la encuentro muy entretenida. saludos y pa la otra algo mas positivo pues!

Chuqui dijo...

Nooooo.... No lo puedo creer!! Jabón en mi blog!!

Gente: si llueve o hay un terremoto hoy, ya saben la razón: después de 1 año, mi prima me ciber-visitó!!

Date una vuelta más seguido, Jabón. Te quiero mucho.
p.d. el día en que mi hermano me comente, será el Día del Juicio Final...

Ticha dijo...

Alguien dijo "una vez por ahí" que los uruguayos son: lo que quedó en el filtro, o sea, los argentinos, lo que pasó de largo.
En fin...
Aunque resumida tu historia, me recuerda bastante a lo que he imaginado sobre le pueblo uruguayo através de los cuentos y novelas de tú sabes quien, ja.
Mmm... seguro que no se te ocurrió traerme yerba.
Salu2.

Chuqui dijo...

Ticha: ¿Sabes curar mate? Yo he trizado ya 2 mates intentando curarlos tal cual me lo han dicho.

Quiero tomar mate pero me da miedo romper otro más!!!

siempre el sur dijo...

Un datito para lo del mate
Hay que separar primero los curables de los incurables. Dentro de los curables están los de calabaza y los de madera.

Comencemos con los curables: Hay que colocar un tercio de yerba y llenar el mate hasta el tope con agua en estado de ebullición. Después de dejarlo reposar durante media hora, se observará que ha bajado un tercio, por lo que nuevamente debe ser llenado hasta arriba con agua hirviendo, dejándolo así hasta el día siguiente cuando debe ser vaciado. Luego, con una cucharita, se raspa en el interior para quitar el hollejo que es la sustancia amarga del mate, y tras lavarlo con agua hirviendo queda listo para ser utilizado.

En el caso de ser un mate de madera, conviene antes de este proceso untarlo con una capa de aceite o manteca para lograr un mejor resultado. Solo en el caso de los mates de palo santo, se debe dejar la yerba húmeda de la ultima mateada o llenarlo con agua para evitar que se reseque y se quiebre. Los mates de asta o de hueso deben dejarse en detergente 24 horas antes de curarlo con yerba para sacar la primera grasitud que produce un sabor desagradable. En ambos casos luego se continúa con el proceso de curación igual que en el caso de los mates de calabaza.
Y hay algo sobre los incurables también
Todos los demás tipos de mates (aluminio u otro metal, plástico, vidrio, loza u otros) son incurables. Con un simple lavado ya están listos para la primera cebada.
Espero que le sirvan los datos.

Chuqui dijo...

¡FANTÁSTICO! Con esa explicación tan desinteresada y detalladade tu parte, estimada SES, nadie se pierde.

Ahora... quiero más!! El mate es una tradición, es algo delicado. No es llegar y tomar mate. Es un rito. Hay ciertas "reglas" que varían de país en país.

En Uruguay no lo toman hirviendo porque dicen que el mate se debe disfrutar y no aguantar que te queme los labios o la lengua. En Argentina el mate se toma rápido, no se deja estar mucho rato, se hace correr (si se está compartiendo) hacia la derecha y se va girando la posición de la bombilla... o algo así.

Voy a hacer un post sobre esto, y a ver si entre todos creamos algo como "el decálogo" del mate. ¿Te parece?

Un abrazo!!

siempre el sur dijo...

Ya, demosle con el mate, a mi me gusta mucho.
Después podemos seguir con el té?

Ticha dijo...

Yo tengo un mate de greda (tierra- barro) comprado en pichuquen, nunca necesité curarlo y cuando me olvido de tirar la yerba (casi siempre) se mea por abajo, vive negrito y yo lo amo.

Pablillous dijo...

vine a verte por el blog de siempre el sur/..

Uruguay es increible y el Conrad guauuu

que lata lo dle accidente..estas mejor?

abrazos

Chuqui dijo...

Bienvenido, Pablillous!

¿Estuviste alojando en el Conrad? Wow!! Estoy mucho mejor, pero faltan meses para estar al 100%. Saludos.

Anónimo dijo...

y ya que andas en la onda del mate; una preguntita;
Has tomado Terere?
Receta;
a un pomelo grande le haces un sacado ( como cuando ahuecamos una manzana) En ese espacio colocas la bombilla ( La bombilla siempre se coloca primero) despues colocas la hierba mate ( siempre debe ser con harto palo, ya que la fina es malisima) ( Mira que yo soy experta en cebar mate) La marca Tarahui me parece que es la mejor que venden aca en Chile. En el fondo es un mate pero en pomelo, le colocas azucar y agua fria. Lo mas fria posible. Es exquisito, y sobre todo en verano. Bueno si te animas , despues te doy unos secretillos para cebar el mate original.
leyla

Chuqui dijo...

Hummmm!! Ese "Terere" debe ser exquisito. Ya me lo imagino, sin probarlo aún.

Voy a hacer la prueba (lo bueno es que no hay que curar el pomelo, jajaja).

Y claro que me interesan más secretos. Ya se viene, pronto, un mate sobre el POST. Perdón... un post sobre el MATE!!

Juan Collantes dijo...

Hola Chuqui..es la primera vez que visito tu Blog...bastante interesante...me gusta ese estilo a lo Alberto Fuguet..."mala onda" lo del accidente...bueno...entré aver como se hace un blog ya que etsoy en eso...si puedes ayudarme...como sería?...te dejo mi e-mail:collantes35@gmail.com...saludos y genial tu blog.

Karma.

Carola dijo...

Anduve por Uruguay, caundo era una colegiala, comí muchas entradas con piña y jamón, tomé fanta de colores ( en Chile estuvieron de moda un tiempo) y me deleité caminando por Montevideo,llena de luces navideñas...ahora habituales en Chile...Lindo País, espero volver a visitarlo.

Saludos..

Anónimo dijo...

hola chuqui, disculpa mi atrevimiento pero me encanto q te gustara lo del mate, es lo mejor!! te aconsejo q visites esta pagina www.pasqualinonet.com.ar/el_mate.htm ahi te daras cuenta todo lo que pasa por nuestra cabeza y el cuerpo al tomar unos mates .... besos maría paula
GOYA-CORRIENTES/ARGENTINA

Ricardo dijo...

Hola María Paula,

No te excuses, estimada. Eres bienvenida a este lugar!! El mate es uno de los "bebestibles" que más me llaman la atención.

Mañana, cuando la calma de la tarde me lo permita, voy a leer el sitio que me has recomendado.

Una cosa: revisa mi blog porque hay un post acerca de un compatriota tuyo que escribe sus libros en unas cajitas de fósforos. Él es mi amigo.

Un abrazo,
Chuqui

Anónimo dijo...

oh acabo de llegar de Uruguay, Punta del Este y la verdad qeude enamorada de esa ciudad, quiero regresar pronto y pasar mas dias disfrutando y conociendo con mas calma.

Gracias, Punta del Este