viernes, febrero 17, 2006

Esa hora y media de colación

Debo reconocer que me gusta almorzar solo. Me gusta comer, masticar, saborear y tragar sin tener que responder alguna pregunta o hacer un comentario acerca del clima. Claro está, eso sí, que muchísimas veces una buena compañía es irremplazable.

Llevo 2 meses en mi todavía nuevo trabajo y ya he recorrido más de 15 restaurantes, fuentes de soda o sucuchos en donde ofrecen colación, aquí en Providencia, a pocas cuadras del Metro Salvador.

Y hoy fue el turno del restaurante ecuatoriano “La Mitad del Mundo”. Locación: Av. Condell con Rancagua. Un lugar que conocía por fuera desde que estaba en la universidad, pero al que nunca había entrado.

El banquete comenzó con una rica, sí, muy rica sopa de espárragos muy bien condimentada, alejándola de todo sabor a “sopas para uno”. El lugar se llena de oficinistas. Desde secretarias a recién ascendidos sub-gerentes que salen como robots a la misma hora de todos los días en busca de una ración.

De fondo, medallones de carne con papas salteadas, para terminar con un rico helado de frutilla y algunas frutas locas muriéndose de frío.

Bien adornado y servido, con varias fotos del dueño junto a importantes personalidades del mundo de la política y el espectáculo, el local promete y me invita a volver cuánto antes. No obstante debo seguir mi recorrido. Hasta que algún día me agarre la rutina y me vea almorzando con jefes o compañeros y hablando de cualquier cosa, y me olvide de si lo que estoy degustando está rico o malo, caliente o frío.

5 comentarios:

faracita dijo...

estimado,
qué ricooooooooooo!!!!!
qué envida! ;)
yo a esa hora caminaba...

una vez fui pero estaba TAN lleno que teníamos que esperar más de una hora... así que deambulamos hacia Av. Italia...
sugiero que le dé una vuelta por ahí... que hay varios, pero ni idea si atienden al almuerzo...

cerca de la Mitad del Mundo hay uno de comida indú que lleva harto tiempo invitándome a pasar...
a ver si me animo...

le sugiero que no confunda un almuerzo de camaradería con compañeros de trabajo... que es sanito... con una lata soberana!
seleccione, hombre, seleccione!

besos
C.

pd: me llegan mis mails? :S

Ticha dijo...

¿Leíste La Tregua de Benedetti en el colegio?
Es que por un momento se me vino a la memoria un ambiente de ese libro (soy mala para recordar las historias enteras, pero buena para grabar detalles de ambientes o descripciones sicológicas de los personajes).
Volviendo al libro, al relator le gustaba almorzar solo, pero en puros sucuchos y bueno, sus almuerzos eran un poco menos sofisticados, es que La tregua es una novela sociológica y el protagonista se la pasa pensando y también solo.
A mí personalmete me carga comer sola y peor aún si hay gente al rededor haciendo otra cosa, no sé lo que como. En cambio, me gusta mirar como otros lo hacen e imaginar quienes son, lo que hacen. Seguirlos inclusive.
Na' que ver pero en este momento estoy en el 1427 de calle Rancagua.
Chao.

Ticha dijo...

Privado:
1.Cambiale la hora a tu blog... no puedes haber almorzado antes de las 8:43 am.
(y continuando con la respuesta a tu último mail 2 y 3)
2.No era posible que concursara con las lulus pues concursan puros blogspot y el mío es msn spaces (el que vale la pena).
3.También soy mala en la utilización de las reglas ortográficas.
Cariños cariñosos

Chuqui dijo...

Ese restaurante de comida Hindú que está a pasos del "Mitad del Mundo" nunca me ha dado buena espina, para ser franco. Es una cosa de feeling con el restorán. Además hay otro, ya un poco más lejos (Salvador c/ Sucre), que es de comida Vietnamita, pero nunca he visto más de dos autos afuera.

Lo otro. Es cierto, hay que ser selectivo. Podré sonar re autista con el post, pero la verdad es que en mi pega anterior yo almorzaba todos los días con mis compañeros (as) de trabajo, en el casino de la empresa. ¿Y sabes? Si yo no hablaba, nadie lo hacía. Todos tragaban, y yo era siempre el último en terminar porque me lo hablaba todo, y además que soy eterno pa comer.

De repente nos reíamos y todo, pero en general eran muy fomes!! Ya vendrá mi tiempo de compartir más en esa hora y media. Mientras tanto, seguiré recorriendo otros restoranes. Mal que mal, GM era una cárcel en donde no había ni un kiosko cerca. Nada de nada.

Besos.

Chuqui dijo...

Gracias por tus post, querida Ticha. Pero hay algo muy sórdido en un párrafo.

Eso de que MSN Spaces la lleva... POR FAVOR!!

Ticha, pensé que serías mejor alumna!! Nada que sea de Moco$oft es bueno. Excepto las últimas versiones del Windows Media PLayer (aunque ya le detectaron su tonto agujero de seguridad)...y no se me ocurre qué más de M$ podría ser bueno.

Con el solo hecho de tener que tener un "MSN Passport" (puajj, qué asco) para poder postearte ya es suficientemente malo y dictatorial.

Ya vendrá un blog de "Tecnologías de Mierda", muy bien fundamentado. Está en el horno en este momento.

Por último, y lo más imortante: No he leído lo de Benedetti, pero me tincó. Lo voy a buscar por ahí. Gracias por el dato.