jueves, marzo 08, 2007

SINGLES... Vida de Solteros I Parte

Creo que hace casi un año que no escribo… en verdad son casi 10 meses… pero hace 365 días exactos las ganas de escribir se me acabaron… no es que se me hayan terminado las historias… pero nunca mas sentí la güata apretada como para disfrazarme de SebastiándelaGente y contar lo que me pasaba a mi y a mis amigos… El 4 de Marzo del 2006 se funó algo que pudo haber sido muy potente… y muy bonito… suena bastante mamón pero traté de buscar otro adjetivo para la situación y la verdad es que no lo pude encontrar… lo que me reafirma aún más la hipótesis que sostuve para dejar de teclear y tratar de leer un poco más.

No quería escribir más… no tenía ganas… ahora solo quería leer. Hace unos dos o tres años atrás le había preguntado a BradBrit por un Taller Literario y la respuesta que me dio de a poco la fui entendiendo, y creo que hoy la tengo un poco mas clara…

- “El Mejor Taller Literario es leer… leer Novelas, Narraciones, Poemas, Cuentos, Reportajes, Entrevistas… Leer, leer y leer…

Y a eso me dediqué… o mejor dicho, eso trate de hacer… en un país donde todos quieren ser escritores, sacar libros y demáses, yo me puse a leer revistas, diarios, mucho “lun.com” y entre las cosas que encontré fue éste espacio de mi “entrañable” amigo Ricardo… el cual fielmente he seguido por bastante tiempo.

Y Hoy gracias a la invitación de Rick estoy de regreso en las pistas… sé que no será el regreso del año (no espero serlo bajo ningún punto de vista), pero la invitación de un buen amigo no la podía dejar pasar…

Y como dijo originalmente Calamaro… y ahora último el Señor Gustavo Cerati: “Ahí Vamos…

Durante estas vacaciones tuve la oportunidad de pasar unos dias en Bariloche… donde fui felíz adquiriendo muchos Cd’s y un par de libros y películas… una de ellas… “Singles” como escribió Pablo Márquez alguna vez, el ensayo General de Cameron Crowe antes de entregarnos esa joyita llamada “Almoust Famous”.

Vida de Solteros” la ví antes de los 21 o 22, ahora no lo recuerdo bien… pero después de varios años puedo confesar que aquella vez no me calentó… no me movió un pelo… como dice Diego Casanueva en “Se Arrienda” cuando no le tincaba ni uno de los Departamentos que le ofrecía Gastón Fernández “No se me paró…” así de simple.

Si bien es cierto tenía una banda de sonido de la Puta Madre… pero más que eso no recuerdo algo que me llamara profundamente la atención… de hecho creo que lo que más me gustó de la Peli aquella vez fue “State of Love an Trust” de los “Mermelada de Perla” y párele de contar… ni siquiera encontré rica a la Bridget Fonda… pero no emití juicios… me los guardé… a lo mejor era porque creía que tenía que darle una segunda oportunidad.

Esa oportunidad creo comenzó a surgir cuando me topé con éstas dos columnas que ahora les transcribo… una es justamente de Pablo Márquez y data de Noviembre del 2005 (“Corazón Disléxico”) y la otra es un extracto de una verdadera joya escrita por Sergio Cancino en la Revista “RTV” (Q.E.P.D.) en Abril del 2004, y que en su época tituló “La Edad de la Inocencia”…

Damas y Caballeros… para vuestro deleite… como para que todos podamos creer en las segundas oportunidades…

SaludosdelaGente…

CORAZÓN DISLÉXICO

“La otra tarde, después de casi trece años, volví a toparme con una de esas películas que marcaron mis veinte años (suena chulo, pero es verdad). Era sábado por la tarde, mi mujer y mi hijo dormían la siesta a gusto y, con algo de placer, reconozco, me encontré otra vez sólo y en silencio frente a la pantalla con esa belleza llamada Bridget Fonda.

En su momento, debo haber visto “Vida de solteros” (“Singles”, el ensayo general de Cameron Crowe antes de su obra maestra, “Casi famosos”) unas diez veces. Y cada vez me parecía mejor, más normal, más de hombres, que Matt Dillon se hiciera el rudo y no mostrara nunca los sentimientos que lo atoraban debajo de esa eterna chaqueta de cuero. La gracia de la conquista, pensaba, era justamente ser lo más bruto posible.

Claro, por esos días, mediados de los ’90, cuando todos nos creíamos el cuento del grunge, eso del gruñido permanente ante la vida, nunca tomé muy en serio las estrofas de una de las canciones más emblemáticas de la película. La cantaba un tipo llamado Paul Westerberg y, más o menos, trataba de explicar por qué, a veces, cuando hay dislexia, el corazón necesita anteojos.
¿Cuántas veces dijimos algo que nunca sentimos de verdad? ¿Cuántas veces dejamos de emocionarnos en público sólo por pudor? El corazón disléxico, ahora entiendo, es el que hace justamente lo contrario de lo que siente. Es aquel que nunca dice que quiere cuando se lo piden, el que no llama por teléfono cuando lo esperan y el que no llega a la cita cuando es necesario. El corazón disléxico es el que responde con ladridos cuando le confiesan entrega y el que no se da vuelta cuando lo llaman a gritos. El corazón disléxico, más que una patología, es una tontera que aprendimos desde niños.

Hasta hace unos años, el mayor gesto de cariño con mi padre era un par de palmotazos en el hombro. ¿Un beso? Están locos, si eso es cosa de mujeres. El síndrome del corazón disléxico, ese que hace lo que no siente, el que dice lo que no quiere, es un mal generacional que nos marcó a todos. Y gracias a lo que llaman madurez, por suerte, a veces no es mortal.
Sigo en silencio la trama de “Vida de solteros” y, a diferencia de hace trece años, me gustaría entrar en la película, como en “La rosa púrpura del Cairo”, para decirle a Matt Dillon unas cuantas verdades. Que, de seguir así, no le va a ir muy bien en la vida. Que, si su meta es dormir tranquilo por las noches, tiene que comprar con urgencia esos antejos para el corazón que le recetan en clave de guitarras. Y que, por último, Bridget Fonda o la mujer que siempre quisimos tener a nuestro lado se merece otra cosa.

Se merece un corazón que diga que sí cuando está realmente convencido, un corazón que pida ayuda cuando el reporte del clima no le sea muy favorable y que no confunda las letras de las emociones. Se merece, más que un by pass, un trasplante de humanidad.
No sé bien el momento exacto, pero, si me preguntan, puedo decir que comencé a trabajar mi dislexia con los amigos, los buenos amigos, los que me ayudaron a canalizar toda la rabia y la pena de una gran frustración amorosa. Los que me hicieron ver la importancia de llorar y pedir ayuda, de abrazar y de apretar fuerte porque se me iba el mundo. Con ellos, a punta de cervezas y cigarrillos, fui modelando el corazón que hoy me permite besar a mi viejo cada vez que lo veo y acompañar en el llanto a mi vieja ahora último que se le han muerto un par de amigas.

El estímulo y el refuerzo de los amigos, me gustaría decirle a Matt Dillon, hicieron que superara el déficit emocional de mi dislexia. Y si la sicóloga en su momento me recetó soltar, evitar la contención, con ellos aprendí a sentirme más seguro y más hombre para hacerlo bien.

Los días de los corazones disléxicos, permítanme golpear la mesa, están tan añejos como las canciones de mi banda de sonido de “Singles”, un disco compacto que encuentro perdido en el estante, todo brilloso, y que vuelvo a poner, bajito, para que no se me despierte la prole. Y así, viendo a mi mujer y a mi hijo dormir la siesta a gusto, puedo al fin entender que los anteojos que propone “Dyslexic Heart” fueron hechos para ver la felicidad más nítida cuando llegue el momento”.

posted by Profesor Márquez

13 comentarios:

Siempreelsur dijo...

Bueno el post.Ha dado excelentes frutos la idea de Chuqui. Creo que independiente de las razones del alejamiento de los blogs, vale la pena leerte Sebastián.
Saludos a ambos.

faracita dijo...

Uff...

Buen post, largo, entretenido, emotivo y humano. Me provoca comentar mucho:

1.- El mejor taller literario no es sólo leer mucho sino escribir a diario y dejar que el mundo lea lo que escribes y empezar a modelar tu pluma. Lo que a tí te motiva y llena, versus lo que a tu público le motiva. Porque mal que mal, aunque uno escriba por uno mismo, siempre los escritores tenemos ese ego que nos gusta que nos lean.

2.- Ni idea qué fue lo que funó en marzo, y nanai por eso. Pero si te motiva a volver a escribir, quizás ese es un aporte a tu universo. No es malo. Algo es algo.

3.- La película "Singles" es notable, la parte de la polera azul, la de que ella quiere definitivamente que le digan "gracias" cuando estornuda, que el tráfico es horrible y al tipo le toma meses darse cuenta que ella es su amor y otras escenas de culto.

4.- De "corazones disléxicos" podría dar una lata q no amerita. Será q ÉL tenía uno de esos? Puede ser, ya no importa. Lo bueno es que usted se curó de eso y ahora anda sanito por la vida.

Me alegra conocerlo, leerlo y espero que eso no sea sólo una vez al año.

C.

Siempre dijo...

Sabes que pase hace un rato por lo de Faracita a dejarle dicho algo que me olvide que era. Me encontré con que habías pasado tú Chuqui por allá, despues volví acá y veo que anduvo Faracita.
Y me emocioné, jajaja. Es de noche muy tarde, me imagino que deben andar divirtiendose en sus respectivos panoramas. Y acabo de confirmar que la presencia de ustedes ha sido una de las cosas buenas que me ha pasado con esto del blog.
Ay que liiiiiiiiiindo.
Que tengan buen fin de semana mis regalones. Falta puro Mrx para que mi ser más feliz.
Besos a ustedes.

Eeken Kusje dijo...

Chuqui...tomate unas piscolas,pasea por santiago,escucha historias divertidas de tus conocidos y escribelas del modo que tu las sientas...como dice faracita ,el mejor taller literario es simplemente escribir,olvida aquello de la semantica,simetria y toda esa mierda tecnica..los grandes escritores se hacen por ejercicio ,por personalidad,y epor naturaleza,el resto solo escribe y aun asi tb es oficio respetable.....todo lo escrito es respetable...todo lo escrito es respetable ok¿'¿'...saludines

Anónimo dijo...

Cuando no puedes escribir lo que quieres es siempre mejor escribir lo que no quieres.
Hace un tiempo un sobrino llego con una tarea y era escribir una historia corta sobe lo que quiciera.
No se como empezar me dice, agregando que no es su fuerte eso de escribir historias.
Esta bien le dije y lo invite a que salieras a un cruising( a andar en mi automobil un rato). Sin darese cuenta nos encontramos viajando por el campo.
Le dije entonces si pudieras contarme una historia de las que te gustan entonces cuentamela.
Claro empezo a contarme un cuento de adas de monstruos y de soldados invencibles.
Luego de un tiempo le pregunte que si entonces si tuvieras que escribir algo que sea netamente tuyo que escribirias.
Me conto una historis donde pretendia ser un gigante y hacia casitas para los enanitos...
Cuando llegamos a casa despues de un largo viaje con helado y otras cosas, un paseo corto entre matorrales y un riachuelo... lo deje solo un tiempo jugando con el ps2... me escape a mi cuarto escribi su historia y se la imprimi... y la historia empezaba con un viaje conversando sobre gigantes, hombres invisibles y otras cosas....
La lee y me dice "Tu no puedes escribir esto, esta es mi historia!"...
"Claro que es mi historia!" le conteste pero si la quieres hacer tuya entonces sugiero que escribas una mejor que la mia.
Por un largo tiempo el ps2 se quedo callado y luego me muestra una historia que era mucho mejor que la mia porque tenia mas detalles y mas monstruos y mas estrellas gigantes y mas de todo, pero menos palabras grandes y menos ortografia y menos comas y menos puntos finales... era magica... al fin mi historia era adecuada pero no " made by me!"
No creo que exista el "writer's bloq" solo que se nos pierden algunos puntos de vista, eso es todo.
mrx

Chuqui dijo...

Amigo mío, ya te lo dije por teléfono. Tu pluma está notable. A varios aquí les ha gustado mucho. Varios te han hecho recomendaciones y sugerencias.

siempreelsur quiere leerte, faracita también. Y como siempre, Mrx. ha dejado uno de los más notables comentarios que yo haya leído en mucho tiempo. Léelo con calma, Sebastián.

Para mí la hitoria me llevó de vuelta a los 90s, y me llevó, de una u otra forma de vuelta a nuestra gran amistad. Singles es un himno de esa generación, independiente de que la hayas valorado después. Por eso le puse, a TU post, las etiquetas "90s", "Grunge", y "Cine", porque el cine es la columna vertebral de lo que habla Pablo Márquez.

Dale hermano!! Y vaya un abrazo para ti.

Y gracias por aceptar la invitación!!

Sub-Urbana dijo...

Cuando decidí leer y leer y leer, decidí que toda la memoria acumulada necesitaba descansar. Entonces me metí en un laberinto increíble, y lejos uno de los más hermosos. El laberinto de la lectura. Nutrirse, y salir de uno mismo, también es señal de humildad y de nutición. Después de eso, vuuelve la enregía para vivr y sufrir otra vez.

Chuqui dijo...

Y antes que se me olvide: estoy contento porque ese corazón disléxico que llevé durante muchos años, en diversas situaciones, lo estoy dejando atrás. No ha sido fácil y aún falta bastante.

Pero tengo avances concretos.

Romina Millán dijo...

Sólo puedo decir que las mujeres les llevamos la delantera, nosotras no tenemos problemas en expresar nuestras emociones, bueno, no hasta que nos encontramos frente a ustedes hombres disléxicos, que al no expresarse como sienten, nos cohartan la posibilidad de decirles "cosas", por miedo al rechazo, a la burla o a volvernos vulnerables ante ustedes.
¿Por qué no puedo decir: "Me gustas a pesar de no ser quién quisiera que seas"?
¿Por qué no puedo decir:"Eres tan imperfecto pero pagaría por tu beso tibio"?
Porque el muy pelotudo se creería la muerte y aun que muriera de ganas... apelaría a su corazón con dislexia para decir lo contrario a lo que siente y respondería, seguramente, con su sonrisita tontona.
La dislexia emotiva "le lleva" también su disminución de la humildad, el disfrute y el agradecimiento, agradecer y disfrutar humildemente que se les desee, aunque no sea recíproco.
Eso, después leo la 2da parte.

Chuqui dijo...

Queda claro que queremos leerte más. Ojalá retomes las pistas. Le comento al resto que mi amigo tiene su propio blog, pero lo tiene botado, y por costumbre nunca ha comentado sus propios posts, así que me pidió que lo perdonaran, jaja.

Cada uno con su opción, por supuesto!!

Un abrazo a todos!!

Romina Millán dijo...

Estoy molesta con este post, un amigo me dijo que él siempre se quedaba en silencio, que nunca se atrevia a decir lo que pensaba, lo que sentía, entonces vine acá y le copié este post en un correo, tambien le copié parte del comentario que hice en el, y se me enojó, me dijo que él guardaba silencio para no dejar la cagá, porque a veces a la gente le molestaba que uno dijera todo lo que pasaba por su cabeza, que podía resultar hiriente... como yo.
Me cagó, tenía razón, debiera haberse quedado mudo.

Carla dijo...

chuqui, primer vez que te leo. Me gusto, continuaré visitando tu espacio.

saludos

Despedidas de Soltero dijo...

Muy bueno el post....te admito que tarde un poco en leerlo porque era largo y dormí poco hoy....pero los dos primeros párrafos me llevaron a leerlo todo.

Felicitaciones!!!